como jugar monopoly

¿Cómo jugar Monopoly? Instrucciones y reglas

Hoy vamos a aprender como jugar este divertido juego de mesa llamado Monopoly. Existen muchas versiones tematizadas, pero hoy nos vamos a concentrar en la clásica. Si aprendes estas las demás serán sencillas porque solo varían en unos pequeños aspectos.

Por otro lado, muchas personas tienen su propia forma de jugar, con algunas variantes que no son las oficiales. Aquí te presentamos la manera correcta de hacerlo para que puedas obtener lo mejor de cada partida.

Componentes de una partida de Monopolio

  • Un tablero
  • Dos dados
  • Fichas para cada jugador
  • 32 Casas y 12 hoteles
  • 16 Cartas de oportunidad y 16 de servicio a la comunidad
  • 28 Tarjetas de propiedades
  • Dinero

¿Cómo preparar la partida?

Tablero de monopoly

 

  1. Ponemos el tablero sobre una mesa donde vayamos a jugar.
  2. Las cartas de oportunidad y servicio a la comunidad se colocan dadas vueltas en los lugares designados en el tablero.
  3. Cada jugador elige una ficha que los represente durante su travesía por el tablero.
  4. Cada jugador recibe un total de $1500 divididos de la siguiente forma:
    • 2 x $500
    • 2 x $100
    • 2 x $50
    • 6 x $20
    • 5 x $10
    • 5  $5
    • 5 x $1

Banco

Uno de los jugadores ese elegido como el banquero. Si esta persona además juega, tiene que tener sus fondos separados de los del banco.

Las actividades del banco son las siguientes:

  • El banco paga los salarios y los bonos. También recolecta todos los impuestos, prestamos e intereses. Y a la hora de vender las propiedades o subastarse, también debe recolectar este dinero.
  • El banco nunca puede quebrar. Si este se quedara sin dinero, siempre puede emitir todo lo que necesite escribiendo en un papel.

¿Cuál es el objetivo del juego de mesa?

Cada jugador al iniciar la partida tiene un objetivo muy claro: volverse el más rico a través de la compra, venta y alquiler de propiedades, obligando a que el resto termine en la bancarrota.

¿Cómo se juega Monopoly?

Comenzando con el banquero, cada jugador arroja los dados. El jugador que obtenga la mayor puntuación es el que comienza primero y el resto lo hace de acuerdo al ranking de lo que haya obtenido.

Todos colocan sus fichas en el casillero que dice GO. Ahora deben arrojar los dados de nuevo y mover la ficha la cantidad de casilleros de acuerdo a lo que hayan obtenido con la suma de los dos.

La ficha de jugador permanece en el lugar que hayan caído, esperando a su próximo turno para volver a arrojar los dados y moverse de nuevo. Dos o más fichas pueden estar en la misma casilla al mismo tiempo.

Si los dados caen fuera del tablero o golpean alguno de los mazos de cartas, esto considera como invalido el tiro y es necesario volver a arrojarlos.

Dependiendo donde caiga la ficha tenemos distintas actividades para realizar:

  • Comprar propiedades
  • Pagar renta
  • Pagar impuestos
  • Tomar una carta de oportunidad o servicio a la comunidad
  • Ir a la cárcel
  • Etc.

Si cuando arrojas los dados te toca un número doble, entonces te mueves hasta tu destino y realizas todo con normalidad. Pero luego tienes la ventaja de poder lanzar nuevamente y continuar moviéndote al menos un turno más mientras que no vuelva a salir otro número doble.

Eso si, ten cuidado porque si te toca tres veces un número doble entonces vas inmediatamente a la cárcel.

Casillas de juego

Go

Casilla de salida

Cada vez que un jugador cae o pasa por la casilla que dice GO, ya sea porque arrojo los dados o lo dijo una carta, el banquero le debe pagar un salario de $200.

Ten en cuenta que los $200 se pagan cada vez que pasas por esta casilla. Si el jugador pasa por la casilla GO recibe sus $200, pero si además cae en los espacios de servicio a la comunidad u oportunidad y obtiene una carta para volver al principio, entonces también recibe los $200.

Comprar propiedades

Si caemos en una propiedad sin dueño, tenemos la oportunidad de comprársela al banco al precio que indica su tarjeta detrás.

A cambio recibimos la tarjeta de la propiedad que sirve como muestra de que somos los dueños de esta.

Si no queremos comprarla, el banco la vende a través de una subasta. El que ofrezca más se la lleva.

Cualquier jugador, incluido el que rechazo comprarla, tiene la oportunidad de ofrecer. La oferta de subasta comienza a cualquier precio.

Pagar renta

Al caer una propiedad que es de otra persona, debemos pagarle renta de acuerdo a lo que dice la tarjeta de propiedad.

Si la misma está hipotecada (su dueño debe ponerla boca abajo) no se paga renta al caer en su casillero.

Cuando un jugador tiene todas las propiedades de un grupo, las que tienen el mismo color, este accede a la ventaja de cobrar doble por la renta de aquellas propiedades que no hayan sido mejoradas. Esto es cierto aun cuando alguna propiedad del grupo esté hipotecada. Claro que no tiene que ser en la que haya caído el jugador al que cobrarle.

Para el dueño de las propiedades es más ventajoso construir casas y hoteles en las propiedades, ya que así puede cobrar más renta sobre las mismas.

Oportunidad y servicios a la comunidad

Cuando caemos en uno de estos espacios tenemos que tomar una carta del mazo que se nos indica y seguir las instrucciones en ella. Luego colocamos de nuevo la carta boca abajo en la parte de abajo del mazo.

La carta que nos permite salir gratis de la cárcel la mantenemos en nuestro poder hasta que la usemos, y luego la devolvemos al fondo del mazo.

Si un jugador no quiere utilizarla, siempre puede venderla a otro por un precio acordado entre ambos.

Impuestos

Cuando un jugador cae en esta casilla tiene dos opciones:

  • Pagar un 10% de lo que tiene de dinero
  • pagar $200

Cárcel

Podemos ir a la cárcel si ocurre lo siguiente:

  • Al caer en la casilla que nos envía directo a la cárcel. Cuando ocurre eso no cobramos los $200 de salario. También se termina nuestro turno y no podemos volver a arrojar los dados si es que nos toco doble.
  • Cuando caemos en la casilla de la cárcel pero no somos enviados. En ese caso solo estamos de visita y teneos que colocar nuestra ficha en el casillero correspondiente, pudiendo movernos en el próximo turno.

Para salir el jugador debe:

  • Arrojar los dados dobles en sus próximos turnos. Luego de dos turnos de intento estás obligado a pagar $50 si no consiguió salir.
  • Usar una tarjeta de salir gratis de la cárcel.

De ambas formas debemos esperar al próximo turno para movernos.

Aun cuando estamos en la cárcel, podemos comprar y vender propiedades, casas y hoteles y cobrar renta.

Estacionamiento gratis

Este es un lugar para descansar gratis. Al caer aquí el jugador no recibe dinero por sus propiedades o recompensas ni penalizaciones de ningún tipo.

Al principio no tiene grandes beneficios, pero cuando se encuentra avanzada la partida puede ser un gran alivio.

Casas y hoteles

hoteles y casas

Cuando un jugador tiene todas las propiedades de un grupo (color) puede comprar casas al banco.

El jugador puede comprar todas las casas que considere necesarias para sus propiedades, pero no puede comprar más de una hasta que no poseer al menos una casa en todas las propiedades del grupo.

El precio que se paga lo determina la tarjeta de propiedad en donde vayamos a construir la casa.

Cuando un jugador tiene cuatro casas en cada propiedad de un grupo puede comprar un hotel y edificar en cualquiera de las propiedades. Solo se permite un hotel en cada casilla.

Se le permite al jugador vender las casa al banco para comprar los hoteles por ejemplo.

Si el banco no tiene casas para vender, el jugador debe esperar a que otro jugador venda las suyas o las pierda antes de construir.

Si hay una cantidad de casas u hoteles limitada y dos jugadores o más quieren comprar al mismo tiempo, el banco venderá a través de una subasta al mejor postor.

Vender propiedades

Las propiedades sin mejorar, los ferrocarriles y los servicios públicos pueden ser vendidos a otros jugadores por un precio acordado entre las dos partes.

Sin embargo, una propiedad no puede ser vendida si hay todavía edificaciones en ella como casas u hoteles en cualquiera de las propiedades del grupo. Estas deben ser vendidas al banco antes.

Las casas y hoteles son vendidas al banco por la mitad del precio que se pagó.

Hipotecas

Las propiedades sin casas ni hoteles y los servicios públicos pueden ser hipotecadas a través del banco en cualquier momento. El valor que se obtiene por ellas está escrito en la tarjeta.

Cuando las propiedades tienen edificios, estos deben ser vendidos por la mitad del precio antes de pedir una hipoteca.

No se puede recolectar renta en las propiedades y servicios públicos hipotecados.

Para poder quitar la hipoteca de una propiedad el jugador debe pagarle al banco el valor de la misma más un 10% de interés.

Cuando todas las propiedades de un grupo no están hipotecadas, el jugador puede comenzar a comprar casas y hoteles.

Un jugador puede vender sus propiedades hipotecadas a otro y este puede luego pagar la hipoteca más el 10% de interés. Eso si, se debe pagar la hipoteca una vez comprada, ya que de hacerlo luego es necesario pagar otro 10% de interés adicional.

Bancarrota

Un jugador llega a la bancarrota cuando le debe más de lo que tiene a otro jugador o al banco.

Si la deuda es con un jugador, todas tus propiedades pasar a ser de este:

  • En el caso de tener casas y hoteles, debemos devolverlas al banco a cambio de la mitad de dinero que pagaste por ellas para así poder pagar tus deudas.
  • Las propiedades hipotecas son entregada a la persona que le debemos dinero, pero este debe pagar el interés de inmediato al banco, que es del 10%.

Si la deuda es con el banco y no podemos pagarla, debemos entregar todos nuestros activos a este. En este caso el banco subasta todas las propiedades inmediatamente, las construcciones no.

El dinero puede ser prestado por el banco a través de las hipotecas, pero no se pueden hacer prestamos entre los jugadores.

Fin de la partida

Los jugadores que cayeron en la bancarrota se retiran de la partida, y el último en quedar es el ganador.

Deja un comentario